Estatutos

Federación de Cazadores de la Comunidad Valenciana (FECA-CV)

ESTATUTOS DE LA FEDERACIÓN DE CAZADORES DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

CAPITULO I.- DENOMINACIÓN, DOMICILIO, ÁMBITO, FINES Y ACTIVIDADES

Art. 1° Denominación

Se constituye la Federación denominada “Federación de Cazadores de la Comunidad Valenciana”, con las siglas de FECA-CV, que se acoge a lo dispuesto en la Ley Orgánica 112002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación y a A Ley 14/2008, de 14 de noviembre de Asociaciones de la Comunitat Valenciana, y al amparo de lo dispuesto en el artículo 22 de la Constitución, careciendo de ánimo de lucro, y por todas las demás disposiciones que resulten aplicables; así como por los presentes Estatutos, teniendo como objetivos principales los señalados en la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, la Ley 45/2007, de 13 de diciembre, para el Desarrollo Sostenible del Medio Rural, y los de la Ley 13/2004, de 27 de diciembre, de Caza de la Comunidad Valenciana, y demás normas que las desarrollen.

Art. 2° Personalidad Jurídica

La Federación tiene personalidad jurídica propia y capacidad plena de obrar para administrar y disponer de sus bienes y cumplir los fines que se propone.

Art. 3° Domicilio v ámbito de actuación

El domicilio de la Federación de Cazadores de la Comunidad Valenciana se establece en el Real de Gandía calle Llaurador Valenciá. 17 en su Centro Cultural código postal 46727, de la Provincia de Valencia.

La Federación realizará principalmente sus actividades en el ámbito territorial de la Comunidad Valenciana, sin perjuicio de integrarse en organizaciones de ámbito superior, si así se acordara, así como de actuar fuera de este ámbito territorial en secciones, modalidades, actividades o encuentros cinegéticos, culturales, deportivos,  sociales, o de otro ámbito.

La Federación podrá estructurarse administrativamente en Presidencias Provinciales: Alicante, Castellón y Valencia, y éstas en Presidencias Comarcales o de cualquier otro ámbito, que se acuerde establecer.

Las Presidencias territoriales podrán asumir la representación y gestión de los fines y actividades de la Federación, dentro de su ámbito territorial, bajo el control y supervisión de los órganos de gobierno y representación de la Federación. Al frente de ellas habrá un Presidente con la denominación del ámbito territorial que represente.