Nace la Federación de Cazadores de la Comunidad Valenciana

La Asociación de Entidades de Caza de la Comunidad Valenciana (ADECACOVA), tras quince años de andadura, tomó la iniciativa en su Asamblea General de respaldar, crear y fusionarse con la Federación de Cazadores de la Comunidad Valenciana, que aglutine y represente a todos los cazadores con licencia de caza que se agrupan en sociedades de cazadores entre cuyos fines estatutarios y legales coincidan con lo que realmente realizan estas asociaciones en el medio natural sobre sus hábitats, sus especies, y de forma particular la custodia del territorio en sus cotos como asociaciones que cuidan de los campos y montes valencianos, defendiendo la caza social.

La Federación de Cazadores de la Comunidad Valenciana se crea como consecuencia de no existir una federación que agrupe a los cazadores por tener una licencia de caza, con la finalidad de llenar ese vacío que hasta ahora ha existido. Actualmente existen federaciones que agrupan: a personas (deportistas) y a clubes (entidades deportivas) cuyo fin exclusivo es la actividad físico-deportiva, por el que pagan una tarjeta federativa que no es obligatoria ni necesaria para cazar en un coto, y que muchos presidentes de clubes exigen a sus socios.

Los Estatutos de la Federación de Cazadores indican que «podrán formar parte de ella todas las asociaciones o sociedades de cazadores constituidas por cazadores con licencia de caza, sin ánimo de lucro de ámbito territorial local legalmente inscritas en el Registro de asociaciones, que tengan los mismos fines que los de la Federación y que, previo acuerdo expreso de sus respectivas Asambleas Generales, decidan, libre y voluntariamente sus cazadores con licencia de caza, integrarse en ella por tener interés en llevarlos a cabo, y con el fin de que los representen».

La Federación de Cazadores no cobra ninguna federativa a los cazadores para representarlos o defenderlos, o poder elegir a sus representantes. Formarán parte de ella todos aquellos que tengan una licencia de caza a través de sus sociedades de cazadores y serán representados quien ellos elijan en la Asamblea General entre los miembros de su Sociedad, tanto a nivel territorial como en la Asamblea General de la Federación de Cazadores de la Comunidad Valenciana.

Y es que, hasta ahora los cazadores no han tenido una organización que los agrupe por lo que son: cazadores (poseedores de una licencia de caza). Ni sus sociedades han tenido el fin que verdaderamente les ha identificado por lo que hacen en el medio natural. Ni su federación ha sido creada a partir de una licencia de caza, un cazador, una sociedad de cazadores, un presidente territorial de cazadores, una federación de cazadores de la comunidad autónoma, una unión nacional de cazadores. Y esa agrupación es la que quiere la Federación de Cazadores, un cazador un voto.

Por todo lo anterior, se hace un llamamiento a todos los cazadores para que sus organizaciones, los clubes deportivos, se transformen en sociedades de cazadores con fines cinegéticos y no deportivos, si verdaderamente creen en la unión de todos los cazadores con el único objetivo de defender y luchar por los verdaderos derechos de los cazadores: identidad, respeto, igualdad, entidades, reconocimiento, organización, organismo, participación, calidad, formación e información, y financiación, como cazadores con licencia de caza.