PP, PSOE y Cs traicionan a los cazadores extremeños

Recientemente, esos que dicen son los representantes del pueblo de Extremadura (PP, PSOE y Cs) han puesto en la ley de caza y han obligado a que todos los socios de una sociedad local de cazadores a tener una licencia federativa y pagar por ello para poder cazar. Cuando dicho documento lo expide una entidad privada como es una federación deportiva siendo necesario únicamente para competir en competiciones oficiales.

 

Aunque el presidente de la UNAC, Manuel Alonso, advirtió el pasado 14 de febrero de 2019 en la Comisión de Medio Ambiente y Rural de la Asamblea de Extremadura que existían dos sentencias contrarias a que todos los socios de una sociedad local de cazadores se les obligue a tener una licencia federativa (llamado impuesto revolucionario en el argot cinegético):

Sentencia del Tribunal Supremo de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del 8 de noviembre de 2010 del Recurso de Casación Número 4943/2009, en la que indica el alto Tribunal:

– “OCTAVA.- Efectivamente, las federaciones no son asociaciones en las que sea obligatorio inscribirse ni federarse es necesario para la práctica del deporte. En el caso de la que nos ocupa no hace falta formar parte de ella para cazar, pues basta la licencia expedida por las autoridades competentes. Se inscriben en las federaciones los deportistas que quieran participar en competiciones oficiales. Por tanto, es una decisión voluntaria la de integrarse en las mismas y quien decide libremente formar parte de una asociación privada en la que no está obligado a entrar, lo hace conociendo sus reglas y aceptando someterse a ellas.”

Sentencia del Tribunal en el recurso de casación número 6082/2010, interpuesto por la Junta de Andalucía contra la Sentencia de 7 de julio de 2010, dictada por la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía con el recurso número 504/2009 que se declara firme, y en el que indica:

– “no se han respetado al introducir este criterio –favorecer a una federación deportiva- los principios fundamentales de igualdad de trato y no discriminación y por tanto debe ser declarada su nulidad, ya que la justificación ofrecida ni es objetiva ni es razonable porque fomentar la federación de las distintas asociaciones de cazadores para beneficiar a la propia Federación (entidad igualmente privada) nada tiene que ver con el objeto del contrato, sino con determinados licitadores (criterio subjetivo) en detrimento del resto”

Esa imposición de los políticos autodenominados “demócratas” a instancias de la federación deportiva de caza para beneficiarla como amiga, y que estos le saquen el dinero a todos los cazadores por obligación, es la manera más vil de coartar sus libertades y sus derechos de asociación, y acabar poco a poco con los cazadores y la caza.

Pero no solamente ha sido esa imposición de que todos los cazadores tienen que tener la tarjeta federativa por ley vulnerando el derecho fundamental constitucional de libertad de asociación y pagando por ello. También han aprobado el PP, PSOE y Cs de Extremadura una subida de las licencias de caza de hasta un 80%, cargando directamente contra la caza social.

Fuente: UNAC (Unión Nacional de Asociaciones de Caza)